Resumen conferencia GIORGIO NARDONE (I)

Queríamos compartir un par de conferencias de Giorgio Nardone a las que hemos tenido ocasión de asistir.

En la primera, que resumimos aquí, presentaba un libro reciente “Aforismos terapéuticos

Nardone empieza la conferencia clarificando qué entiende por “aforismo”:

“Sentencia breve, generalmente de carácter filosófico o moral, que se toma como regla en alguna ciencia o arte y que pretende expresar un principio o la verdad en una manera breve, pensativa y aparantemente cerrada. “

destacando que se trata de un lenguaje evocativo, de imágenes, que concentran un gran poder comunicativo, y que complementan el discurso lingüístico y racional.

Para ejemplificarlo, contrapone dos aforismos populares:

“Tanto si eres león como si eres gacela, cuando despiertes empieza a correr, porque si no, no comes” (aforismo africano)

Vs “Nada en exceso” (aforismo griego clásico)

 

El desarrollo del conocimiento occidental positivista se ha centrado en describir los objetivos racionalmente, para luego intervenir sobre ellos, excluyendo el lenguaje evocativo (no racional, ambivalente).

Contrapone la dialéctica (basada en el argumento y en la oposición) a la dialógica (basada en la imagen y el encuentro).

Este basarse en el lenguaje racional, objetivo, de los hechos, supone, dice, graves problemas para la intervención psicológica.

No se puede afrontar que una depresión es una forma de autoengaño desde una explicación racional, ello choca contra todas las barreras al cambio y genera resistencias. Puede llegar a entenderse, pero es difícil compartirlo.

Frente a esta aproximación, propone una estratégica, paradójica: ante un paciente con depresión, aceptar su punto de vista como el lógico dada su historia, confirmar que el camino del pensamiento seguido es el lógico, y citar (en contraposición) un aforismo

“La renuncia es un suicidio cotidiano” (Balzac).

Frente al camino habitual (buscar la causa, hallar una explicación lógica, hacer un diagnóstico y una prescripción derivada), propone el uso de imágenes analógicas, aumentando progresivamente su dosis hasta obtener una reacción.

Las paradojas y los aforismos tienen la virtud de poner en funcionamiento y comunicación los dos hemisferios, producir emociones y experiencias, y actuar sobre la percepción sin romper la armadura externa (evitando así la resistencia al cambio), produciendo un cambio desde dentro. El paciente reacciona como si fuera un cambio propio, autogenerado.

Los usos terapéuticos que propone para los aforismos son:

–       Sintonizar

–       Valorizar aspectos negativos

–       Generar aversión hacia determinadas conductas (que quieren eliminarse)

–       Descubrir (ver y sentir de modo diferente)

En el libro “Aforismos terapéuticos” recoge un buen número de aforismos y su uso en el ámbito clínico para cada tipología de problema.

Algunas de ellas:

“El suicida es el prisionero que ve levantar un patíbulo en el patio de la prisión, cree erróneamente que está destinado a él, se escapa esa noche de su celda, baja y se ahorca él mismo” (Kafka)

“Mejor una explicación falsa que ninguna. Si la repetimos unas cuantas veces, igual se cumple” (Nietzsche)

“Llevo encima las heridas de todas las batallas que he evitado. Y esas son las heridas que no se curan” (Pessoa)

“El sabio vive en el continuo descubrimiento del momento presente” (Watzlawick)

El reloj es un poema visual de Cristian Porres. La foto, de cohdra.

1 Comment

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

4 × cuatro =