Headhunting

Por Anna Ros 
 

¿Cómo funciona un headhunter?

Las organizaciones que desean incorporar personas clave generalmente recurren a la vía de la búsqueda directa. El headhunter define con su cliente las competencias técnicas y actitudinales que se requieren para la nueva incorporación e identifican aquellas experiencias previas, a nivel de posiciones y de organizaciones, que constituirían el mejor bagaje personal para la posición que se busca cubrir. De este modo se garantiza que se accede a los profesionales más adecuados, actuando proactivamente sobre ellos: los “cazadores de cabezas” trazan un mapa del sector profesional e identifican en él a los profesionales que constituyen su objetivo preferente, para después evaluar su adaptación a la posición buscada.

 ¿Son útiles para encontrar un primer empleo?

Generalmente la búsqueda directa se usa para posiciones sénior, de dilatada experiencia o bien para perfiles muy especializados o sectorializados.

Sin embargo, generalmente las empresas combinan una estrategia de “compra” de profesionales senior, con otra de “creación” de sus propios expertos a través de la incorporación de recién titulados que desarrollan internamente.

Estos programas de desarrollo de talento requieren de una inversión en formación y oportunidades profesionales sistematizada, y tienen como base una estricta evaluación y selección previa de los candidatos a incorporar. Es útil y habitual usar las metodologías y experiencia de las firmas de headhunting en la evaluación de los candidatos para garantizar una adecuada selección de candidatos a estos programas.

Las consultorías de selección y las empresas de recursos humanos combinan siempre el acceso directo a profesionales con la gestión de su base de datos de candidatos y expertos, por lo que están siempre dispuestos a ampliar su red de contactos a través de la recepción de currículums.

¿Enviar currículums a discreción o hacerlos llegar a través de personas clave?

Las consultorías de selección y las empresas de recursos humanos combinan siempre el acceso directo a profesionales con la gestión de su base de datos de candidatos y expertos, por lo que están siempre dispuestos a ampliar su red de contactos a través de la recepción de currículums.

Sin embargo, siempre es mucho más efectivo saber a quién debe dirigirse el CV y hacerlo selectivamente. De esta forma se tienen mayores garantías que éste llegará a la persona adecuada dentro de la organización y que será revisado de forma más atenta. Es útil también acompañarlo de una breve carta o correo electrónico, en el que resumir la información clave, qué tipo de posición se busca, por ejemplo.

¿Hay sectores en los que los contactos son más importantes que en otros?

Se calcula que aproximadamente la mitad de las posiciones que se buscan nunca llegan a publicarse, sino que se gestionan a través de contactos, tanto vía headhunting como a través de contactos directos por parte de la propia empresa. Aunque en todos los sectores y profesiones son importantes los contactos, sí existen diferencias en el grado de endogamia del sector, la profesión o la propia empresa.

En algunos sectores hay mayor tendencia que en otros a contratar a profesionales que ya hayan acreditado una experiencia en el mismo sector y lo conozcan de cerca, con objeto de facilitar y acortar el periodo de adaptación. Sin embargo, otros sectores o empresas están abiertos o incluso prefieren profesionales de sectores diferentes, sabiendo que deberán invertir mayor tiempo en la adaptación pero que se enriquecerán con una mayor diversidad de experiencias.

Sin embargo, no es sólo una cuestión sectorial, en muchas ocasiones existen diferencias significativas en cuanto al enfoque entre empresas de un mismo sector o incluso en una misma empresa, en función de la situación concreta de la posición en cuestión, el momento de la organización,…

¿Cómo crear una red de contactos personales/ profesionales, al margen de las herramientas que ofrece la web?

Es importante mantener la pista de los compañeros de trabajo y de estudios con los que vamos contactando, dedicar tiempo a seguirlos, informarles de nuestras novedades e interesarnos sinceramente por las suyas. La red nos ayuda tanto a generar nuevos contactos como a mantener los que ya tenemos.

Integrarnos en asociaciones y colegios profesionales, asistir a jornadas y actividades de formación continua nos ayudará a incrementar nuestra red de contactos. A veces no aprovechamos todas las potencialidades de nuestra red por vergüenza, temor o por infravalorarla. Cada vez que usamos nuestra red para buscar o proporcionar ayuda, sumamos el networking de nuestros contactos al nuestro y reforzamos los vínculos ya existentes.

1 Comment

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

cuatro × 5 =