La educación del talento

Como comentábamos en nuestro anterior post sobre el libro de JA. Marina, La educación del talento, después de resumir algunos de los principios de los que parte, intentamos un resumen de sus implicaciones hacia la educación.

Los 3 grandes recursos educativos

La ternura, la exigencia y la comunicación.

Es evidente que deseamos el bienestar actual del niño, pero a veces hay que limitarlo con vistas al bienestar subjetivo posterior.

6 recursos fundamentales para fomentar el talento

  • Una idea del mundo veraz, rica, amplia y llena de posibilidades
  • Un pensamiento fluido, riguroso, creativo, capaz de resolver problemas
  • Un tono vital activo, seguro de sí mismo, optimista y resistente
  • El aprendizaje de la libertad: la construcción de la voluntad, la responsabilidad personal, la formación de la conciencia moral y las virtudes de la acción
  • El lenguaje, la comunicación con nosotros mismos y con los demás, comprender y expresar
  • La sociabilidad, los sentimientos sociales, las actividades prosociales, la búsqueda de la justicia

El objetivo de la educación

Según Platón, enseñar a tener buenos deseos. Estos son la conciencia de nuestras necesidades y expectativas, y nos mueven a la acción.

La tarea de la educación es hacer libres los mecanismos inconscientes.

Nacemos dependientes, y nuestra obligación es hacernos libres.

 

La educación del deseo se ha convertido en educación de la motivación.

El hombre aprendió a decir no al estímulo. Hemos aprendido que no nacemos libres sino dependientes y que la libertad hay que aprenderla.

Además de permitirnos apresar el mundo, el lenguaje nos permite tomar posesión de nosotros mismos: regular las acciones, a través del habla interior.

Es crucial educar el habla interior: el acceso a la propia energía depende de los ánimos que nos damos a nosotros mismos.

Recursos pedagógicos

  • Enlazar la tarea con alguno de los deseos básicos: el objetivo, el premio, la meta deben estar enlazados con el deseo
  • Tener en cuenta los factores que animan a la acción y que la facilitan: la destreza, la confianza en la propia competencia, la seguridad en que se va a alcanzar la meta, la resistencia que nos proporciona estar entrenados,…

En un niño sano, la apatía o la pasividad son inducidas: son niños bloqueados por la ansiedad, la autodevaluación o la intolerancia a la frustración. Para evitarlo, hay que tratar de descubrir qué es lo que los niños hacen bien y trabajar sobre esa actividad para que sientan la experiencia del éxito, de la fluidez, del logro. Luego, podemos trasladar esa experiencia a otros dominios.

La fuerza del incentivo = placer anticipado / molestia necesaria para conseguirlo

Cuando algo “no gusta”, visualizamos el camino para alcanzar el placer como algo muy costoso, lo que disminuye la fuerza del incentivo (creencias acerca de la capacidad, la esperanza de conseguirlo, el miedo al fracaso,…).

En otras ocasiones, se es incapaz de anticipar el placer que se puede conseguir haciéndolo, por malas experiencias anteriores o por la creencia en que las tendremos.

Las herramientas educativas son 2:

  • Reducir los obstáculos, las creencias que bloquean
  • Anticipar el placer de la meta

Objetivo: fomentar la autoestima

  • Establecer relaciones de apego estables y seguras
  • Fomentar las creencias en la propia capacidad para enfrentarse a los problemas
  • Proporcionar modelos domésticos de enfrentamiento a los problemas y de respeto
  • Fomentar ideas sobre la dignidad de los seres humanos

Educar el autocontrol y la fuerza de voluntad

¿Por qué es tan importante detener el impulso, y no pasar directamente del deseo a la acción? Porque nos deja tiempo para deliberar, buscar alternativas, que es una de las tareas fundamentales de la inteligencia, generar posibles jugadas y evaluarlas.

Fomentar el hábito de obedecer a una norma propia, que funciona como criterio de evaluación.

La autonomía consiste en darnos órdenes inteligentes a nosotros mismos y obedecerlas.

La fotografía es de Katmary

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

dieciseis + 18 =